Nueva e importante sanción británica al Banco de Santander

Bilbao. 26/03/2014.-

Patricia Botin

Una nueva multa al Santander UK en el Reino Unido. Nada que ver con la que las autoridades financieras británicas impusieron al banco presidido por Emilio Botín en el año 2010 pues en aquella ocasión el Banco de Santander hubo de hacer frente a una sanción de 1,5 millones de libras por facilitar información a los compradores de determinados productos financieros de forma confusa.

La multa impuesta ahora al Santander es bastante más elevada y es una de las sanciones mayores que se imponen a la banca minorista en el Reino Unido. El Financial Times (FT) acaba de publicar que Santander UK deberá hacer frente a una sanción por parte de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, sus siglas en inglés) de nada menos que 12.377.800 libras (14.824.000 euros) debido a deficiencias graves en el asesoramiento a sus clientes.

La investigación comenzó en el año 2012 y la forma en que las deficiencias fueron detectadas fue a través de la figura del mistery Shopping, práctica que consiste en enviar a las sucursales a empleados del regulador “de incógnito” haciéndose pasar por clientes para pedir consejo sobre cómo gestionar o invertir su dinero.

Esta sanción refleja la distancia tan grande que existe entre el regulador británico y el español, donde la CNMV, que no dispone siquiera para sus investigaciones de la figura del mistery Shopping -aunque al parecer está pensando en incorporarla-, no ha sancionado al banco de forma contundente por la venta inadecuada de sus productos financieros complejos, como las preferentes o las subordinadas, entre otros muchos, que fueron comercializados a clientes sin ninguna formación ni conocimientos adecuados y sin explicaciones suficientes sobre lo que adquirían, tal y como ya se empiezan a recogerse en diversas sentencias de los juzgados españoles.

La reacción del banco, con Patricia Botín a la cabeza, fue la de hacer ver que la entidad está comprometida en facilitar un asesoramiento de inversión de alta calidad a sus clientes y que les escribirá para ofrecerles la oportunidad de retirar la inversión ya realizada o revisarla.

Aquí en España las sanciones de la CNMV por malas gestiones de venta de productos financieros son mínimas. No obstante, para superar la mala imagen que toda sanción conlleva y el irregular trato a los afectados por las ventas irregulares, los españoles tenemos la completa seguridad que el banco volverá a incrementar la partida presupuestaria correspondiente a la publicidad, resaltando los buenos resultados obtenidos, los que se piensan cosechar en los próximos meses y los elevados créditos que piensa conceder a todo el que los pida. Que cada uno haga su lectura

Folder Name

Add Folder