La banca inventa una “cláusula cero” para sustituir a la “cláusula suelo”

Dado que el Tribunal Supremo declaró nulas varias cláusulas de los contratos bancarios de BBVA y del Banco Popular, entre ellas la de suelo, y a pesar de que los órganos judiciales únicamente castigan aquellas que consideran abusivas o sin información previa al cliente, la banca española ha creado una nueva medida para impedir que los clientes puedan reducir su deuda: la “cláusula cero“.

Teniendo en cuenta que el euríbor se encuentra en negativo y que las hipotecas a tipo variable están más baratas, esta nueva medida de las entidades bancarias contempla que los prestatarios de hipotecas no vean reducida su deuda aunque el índice de referencia entre en negativo, estableciendo unilateralmente un límite en el cero por cien.

De esta manera, si el euríbor alcanza los números negativos, como ocurrió el pasado febrero, los beneficiarios de la hipoteca pagarán sólo la parte correspondiente al diferencial, pero nunca una cantidad inferior. Este límite viene a sustituir a la impopular “claúsula suelo”, que establecía también un límite para los clientes, impidiendo que éstos pudieran beneficiarse por una gran deducción del mismo que les llevase a poder obtener dinero por su préstamo hipotecario.