Condenan en Santander a devolver preferentes a una viuda

Santander. 05/04/2014.-

caja espana

CEISS, Banco de Caja España de Inversiones de Salamanca y Soria (antigua Caja España) ha sido condenada por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Santander a devolver la suma de 30.000 euros de participaciones preferentes y cédulas hipotecarias a una mujer, viuda de 77 años, sin ninguna experiencia financiera, sin estudios ni formación académica y cuyo trabajo ha sido siempre el de ama de casa.

Aunque Caja España alegó en el juicio que la avanzada edad, viudedad o dedicación de ama de casa no “impedía” que la mujer pudiera “comprender” el producto, el juez cántabro rechazó los argumentos y resaltó en su resolución que la demandante es “un tipo de cliente que para una entidad financiera debe merecer un cuidado especial”.

Los hechos objeto de análisis por el juzgador son que en julio de 2004 la señora enviudó y quedó a cargo de una sobrina. La actora era cliente del banco desde hacía muchísimos años, incluso en vida de su marido, y que la operación se realizó en apenas 10 minutos sin explicarle los riesgos que entrañaba y que, si los hubiera conocido, se habría abstenido de contratarlos.

Para el juzgador no existió la menor duda que la clienta estaba contratando un producto “de ahorro líquido y seguro” porque, además, la operación se “repitió” en 2011 en un “escenario idéntico”, en este caso con la adquisición de las cédulas hipotecarias por un importe de 12.000 euros, que le fue ofrecido por otro empleado de la misma entidad.

Incluso esta última operación se produjo a pesar de que los preceptivos test (Mifid y de conveniencia), que se suscribieron “el mismo día y a la misma hora” y que se caracterizan por un “lenguaje críptico” y una “grafía pequeña”, dieron como resultado que los productos que se le adjudicaban eran “no convenientes”.

Interesa destacar que la resolución haga mención también como hecho objetivo a tener en cuenta la avanzada edad de la demandante, haciendo mención que si no ha “afrontado peligros financieros en los primeros tres tercios de su vida, resulta extraño y anómalo que decidiera arriesgarse a última hora, cuando la recuperación resulta tan difícil”.

En definitiva, la sentencia declara nulos los dos contratos, el de preferentes y el posterior de cédulas hipotecarias, y condena a Ceiss, Caja España, a devolver a la demandante el dinero invertido y al pago de las costas del procedimiento, así como al abono del interés legal desde la fecha de ambas contrataciones hasta su pago efectivo.

La resolución no es aún firme y Caja España formalizará en los siguientes días un recurso de apelación ante la Audiencia Provincia cántabra.

Folder Name

Add Folder