Condena al BBVA por la comercialización de AFS de Eroski en el 2004

Bilbao. 16/11/2015.-

Nuevamente una condena a un Banco por la comercialización de las Aportaciones Financieras Subordinadas (AFS) de Eroski. Esta vez la entidad condenada es el BBVA que viene soportando, una tras otra, sucesivas condenas por el error en el consentimiento de los clientes en la contratación de las aportaciones.

IMG_1102

Afectados por las Preferentes de Eroski protestando ante la sede del BBVA en Bilbao

El Juzgado que ha condenado al banco que preside Francisco González es el de Primera Instancia núm. 13 de Bilbao a instancia de un cliente, empleado entonces de una oficina en el barrio bilbaíno de San Ignacio, a quien en julio de 2004 le llama el director de la oficina con la que operaban en la empresa para ofrecer la posibilidad de invertir algún remanente de capital de la empresa, que no hiciera falta a corto plazo, en un producto ‘muy bueno y muy rentable (euribor + 3%), sin riesgo alguno, y que en un par de días podría recuperarse el dinero en caso de necesidad’. ‘Es como un plazo fijo’, le aseguró.

Ante la imposibilidad de destinar en ese momento dinero de la empresa en el producto, la conversación acabó derivando en la adquisición del las AFSE a título personal. Era tal la bondad del producto que tanto el gerente como su empleado acabaron comprometiéndose en su adquisición. La inmediatez de la fecha tope para solicitarlo hizo que la gestión de preparar la documentación se hiciera al momento, acudiendo el empleado a la oficina y firmando en ese acto los documentos que le puso delante.

En aquel entonces el afectado no era aún cliente del BBVA y hubo de abrir en ese mismo acto un ‘Libretón’ donde ir cargando la compra y sus gastos y abonando los intereses, ingresando los 6.000 € de su inversión.

Al igual que en otras reclamaciones, el Banco mantuvo su defensa en que era un mero intermediario de una operación entre el cliente y la emisora de las aportaciones, que la acción estaba caducada y que la comercialización fue en todo momento correcta.

Sin embargo, la magistrada Dª Paula Boix Sampedro no estuvo de acuerdo con ninguno de los argumentos esgrimidos por el BBVA, rechazando sus argumentos y dejando señalado respecto de cómo se produjo la comercialización que no ha quedado acreditado qué información se suministró ni si ésta fue adecuada, suficiente y correcta a la situación del actor para que conociese en qué consistían las AFS ni sus principales riesgos, por lo que ha existido un déficit en la información suministrada al consumidor.

Las Aportaciones Financieras Subordinadas (AFS) emitidas por ‘EROSKI, S. Coop.’, dadas sus características, son un producto considerado de ‘riesgo elevado’ y los juzgados vienen siendo muy exigentes a la hora de acreditar su correcta comercialización. De hecho, las numerosas sentencias vienen declarando que las cosas se hicieron mal desde el principio por la totalidad de bancos y cajas que comercializaron estos productos.

El fallo no es definitivo ya que puede interponerse recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Bizkaia.

La demanda ha sido dirigida por el letrado de Bilbao Gabriel Mª Torres Amann, habiendo estado representado por la procuradora Elsa Pacheco Gurpegui.