Afectados por Abengoa, S.A.

ABENGOA, S.A. fue fundada en 1941 y mantiene su domicilio en Sevilla. Su objeto social son las energías renovables, concretamente las tecnologías punteras en el ámbito de la energía y medioambiente.

LOGODesde hace unas semanas la sociedad se encuentra en preconcurso de acreedores -con un pasivo que supera los 23.000 millones- y sobre sus administradores han sido presentadas varias querellas ante la Audiencia Nacional. Con este sombrío panorama, comienzan a aparecer una larga lista de perjudicados: trabajadores, accionistas, bonistas y la banca acreedora.

BANCO SANTANDER, hasta ahora uno de los principales bancos de cabecera de la compañía y principal acreedor de la compañía en el preconcurso con una exposición de 1.568 millones, ha venido comercializando pagarés de la sociedad entre sus clientes de banca privada.

Los pagarés son un instrumento habitual en las transacciones comerciales de pequeñas y medianas empresas utilizados como medio de pago con proveedores o clientes; desde hace unos años es un instrumento habitual entre grandes compañías con acceso al mercado de capitales para utilizarlos como financiación a corto plazo.

El banco que preside Ana Botín colocó entre sus clientes deuda de Abengoa y lo comercializó como una inversión de ‘bajo riesgo’, cuando sin embargo estaba calificada de ‘bono basura’ (B2), entre otras, por la agencia Moody’s. En concreto, BANCO SANTANDER vendió pagarés de la compañía andaluza emitidos en la bolsa de Irlanda hace unos meses. Debido a sus problemas financieros, la emisora no pudo afrontar el pago de la primera de sus emisiones el pasado 2 de diciembre.

Pero ABENGOA, S.A. estaba mucho antes bajo sospecha. Pocos analistas serios se atrevían a recomendar la compañía a los inversores y se venía advirtiendo de su elevado endeudamiento, de la complejidad de su estructura financiera y de los riesgos de su negocio.  Sólo era aconsejable para inversores con una alta tolerancia al riesgo, cosa que BANCO SANTANDER no tuvo en cuenta al comercializarlos entre inversores particulares.

¿Está decidido a solicitar los servicios de un abogado para reclamar por una operación que puede haber sido fraudulenta? Se trata de una iniciativa que merece la pena…

2

 

Folder Name

Add Folder